Mil gracias por este mensaje

Hoy tengo el placer de compartir con vosotros (con su autorización) el e-mail que me mando una lectora de “La sirena de Famara” la semana pasada.

Mensajes como estos son los que te suben la moral y te ayudan a seguir escribiendo. Mil gracias M.R.P. y que la magia de Famara te acompañe:

 A/A Ismael

No tengo claro qué me ha empujado a dedicarte estas palabras, si la historia, el contexto o la conexión con Famara, de cualquier forma, gracias.

portada sirena 6

Cuando mi padre me regaló un libro con el título de “La sirena de Famara” dedicado por el autor, me hizo gracia, aunque no le di gran importancia. Él sabe cuánto me gusta ese lugar. No puedo decir que crecí estrictamente en él, pero lloraba cada verano cuando volvía a Tenerife tras haber pasado las mejores vacaciones de mi vida, año tras año desde que tengo memoria, entre esas casitas blancas, esas fiestas, esa gente de pueblo, esas dunas infinitas y los charcos que se forman entre las rocas cuando la marea baja, esa playa mágica que esconde barcos hundidos y su eterna bandera roja…. esa Famara que me ha visto crecer, ese risco que impresiona hasta quitarte el aliento, tan imponente, en un lugar tan escondido de la Tierra.

Me hizo gracia leer la dedicatoria: “Para Marta, que la magia de Famara te acompañe en tu lectura”, mientras pensaba: “¡Ay, granadino! Si tú supieras que la magia de Famara ya la tengo en el corazón desde que supe retenerla en mi memoria”. Si ahora tengo veintiséis años, llevo veintisiete visitando esa playa, en septiembre siempre que puedo, porque es el mejor mes.

Tras año y pico (de cigüeña) desde el regalo y habiendo terminado de leer otro libro, me decidí a leer uno con un nombre más familiar y una historia más sencilla de lo que suelo leer. Reconozco que al principio la historia me parecía entretenida, pero no me enganchaba. Sin embargo, desde que soy lectora (casi toda mi vida) tengo por norma no dejar nunca un libro a medias. Con el paso de los capítulos me he descubierto a mi mísma pensando en Dora, pensando en mi vida, en la suya, reflexionando sobre el amor y sus versiones, y poco a poco me he ido enganchando al libro hasta el punto de leerme la segunda mitad en día y medio. Tengo que darte las gracias, hacía tiempo que no disfrutaba de una buena lectura, de esas en las que paras tu mundo para no levantar los ojos de las páginas durante horas, de esas que quieres seguir leyendo aunque se hayan terminado las letras. Creo que un autor que consigue implicar así al lector merece, como mínimo, una felicitación.

IMG_0113

Y no sé cuán alto o bajo tendrás el ego, o la autoestima, pero el que se lo merece, se lo merece. Tu forma sencilla y a la vez intensa de escribir, las preguntas que llenan la cabeza de una mujer, la incertidumbre por la que pasa en determinadas situaciones, la claridad con la que narras los hechos y la serenidad con la que relatas el placer y los momentos íntimos son dignos de admiración y me han hecho, entre otras cosas, querer dedicarte estas palabras. (Siempre he odiado los libros en los que se omiten descaradamente las escenas de sexo, aún haciéndolas evidentes, en lugar de narrarlas como algo natural).

Me ha encantado la forma de transformar la historia en un cuento de sirenas y tritones, es un recurso que he usado alguna vez.

546381_267292190027241_100002393858583_581706_1376694625_n

Y por último, intuyo que esta forma de escribirle a alguien que no conoces y que no te conoce no es muy normal, pero siempre he pensado que los escritores dejan parte de su corazón en cada libro que escriben, y en éste he encontrado tantos detalles que comparto… ¿Sabes cuando algo te encanta y quieres mostrárselo a tus personas especiales para que lo disfruten tanto como tú? Eso he intentado yo mil veces con Famara y pocas veces lo he logrado. Descubrir un libro cuyo autor habla de lo mágico que es ese rinconcito del mundo… ha sido más que una grata sorpresa, además del resto de detalles. Creo que esto ha sido lo que me ha empujado a escribirte, encontrar a alguien que mira ese risco majestuoso con los mismos ojos que yo.

Ismael, ha sido un auténtico placer leerte, quizás nos tropecemos alguna vez por esa isla maravillosa. Que la magia de Famara te acompañe en tu vida. Un abrazo.

Un paseo por el Charco de San Ginés cargado de dragones

Hoy compartimos con vosotros algunas de las imágenes enviadas por los participantes del concurso fotográfico de “La isla de los dragones dormidos” del Charco de San Gines (Arrecife) Lanzarote, un lugar lleno de magia y encanto que no deja de sorprendernos con sus maravillosos atardeceres.

¿Te gusta alguna de las fotos? ¿Quieres ayudar a su autor a ganar un ejemplar dedicado de La sirena de Famara y otro de La isla de los dragones dormidos? Pues pincha en el votar que hay debajo de la foto para otorgarle un punto.

IMG-20140618-WA0012~2

VOTA POR LUISA MARCHAL

IMAG0198

VOTA POR PILAR LEÓN

20140408_203112

VOTA POR RUBEN TORRES

18 maria rijo

VOTA POR MARIA RIJO

_5DB9955-w

VOTA POR BEATRICE SCAZZIERI

20140321_180433_1

VOTA POR RUTH SUAREZ

IMG_20140614_150914

VOTA POR JONAY GUERRA

foto

VOTA POR DAVID CEJAS

Y para todos aquellos que todavía no lo hayáis visto os dejamos el Book Trailer de La isla de los dragones dormidos para que sigáis paseando por el Charco de San Ginés.